Estrellato accidentado

agripina carretero

 

Hay futuros que no son para ti, pero cuando lo parecían fuiste capaz de dejar cualquier presente. No hay fracaso que por éxito no venga y no hay decisión mejor que afrontar las nuevas direcciones. Mirar hacia delante porque hacia atrás es darse cuenta que no hubiera salido bien. Que el destino me ha salvado de mundos en los que no encajo, pero por los que dejé todo, creyendo que podía caber en ellos.

Volver no es malo porque significa empezar, y empezar siempre fue volver a creer. Volver a creer en que algo bueno te espera. Volver donde un día empezó todo, desde donde madurabas las alas para echar a volar. Es hora de escribir un capítulo nuevo. Hora de aprender lo que la vida te enseña cuando te falla. 

Conducía despacio en las calles de siempre. De copiloto ella y el mar en sus ojos. Acelerábamos donde las esquinas vacías guardaban todavías. Donde los recuerdos se teñían de fiesta y vestidos. Donde se han quedado grabados los fantasmas del ayer. Era sábado y llovía. Las gotas al parabrisas y las lágrimas con café. Todo había pasado muy rápido. Una decisión mal tomada, un error de quien piensa que nada saldrá mal.

Compartiendo tristezas pasábamos la tarde, buscando la mejor de las explicaciones, arrancándonos un intento de carcajada forzada de quien sólo quiere desaparecer. No sabría explicar qué duele más, si una llamada caducada sin permiso, si mi propia voz, la que me estrella contra lo que odio. Si los que opinan y no conocen, si los que cierran la puerta de su vida sin pedir explicación.

A mala lluvia, una buena canción. A mal pasado, un nuevo destino. Deja que la vida te lleve donde valen la alegría los que apoyan, los que importan y aportan, y por eso, no se apartan. Donde no vale la pena llorar por lo que pudo ser, por lo que está siendo y por lo que ya nunca será.

Gracias a los que saben que la vida no se vende, porque ser feliz es un objetivo, y la felicidad no tiene precio. Gracias a los momentos duros porque en ellos asoman los verdaderos amigos.

Cuando la vida te pone una trampa te enseña a evitar los daños, a evitar los que pisan cuando pasan, a madurar con lo que se habla y a quedarse con el que prefiere entenderlo después de preguntar y no antes de saber.

Todos nos equivocamos. No debí confiar en lo más desconfiable. Entrar en el juego de lo injusto. Probar suerte sin saber jugar, porque tenía todas las de perder.

Mi decisión, dejarlo estar. Que el tiempo hace el olvido, y el olvido las nuevas oportunidades.

9 Comments

  • sunshine dice:

    Me ha encantado Agri. Muchísima suerte, el que vale siempre encuentra su lugar.

    Y la verdad es que siempre he pensado que tú tienes algo especial :)

  • Marta dice:

    ¡Por fin los textos de la Agripina de siempre vuelven! Bienvenida, querida. También a la realidad.

  • Angie dice:

    No sé porqué, pero hace tiempo que siento que te conozco, aunque no nos hayamos conocido en la vida. Sea lo que sea que haya ocurrido, no tengo ninguna duda de que solo será un impulso para coger carrerilla para todo lo que está por venir. Se te escapa el talento en cada publicación, sea del tipo que sea. Y con esta, una vez más… vuelvo a admirar la magia que tienes en las palabras. Mil besos y al toro por los cuernos! Ánimo bonita!

    • Agripina dice:

      Angie! qué bonito saber de ti! La verdad que los malos momentos siempre sirven para coger impulso. Espero no equivocarme. Mil gracias por tu comentario preciosa, por todas esas cosas buenas y esas palabras que me animan a volver a escribir.
      Un beso gigante y gracias de corazón!

  • Paloma dice:

    “Si la vie te donne une centaine de raisons de pleurer, montrè à la vie que tu as une centaine de raisons de sourire”
    Ánimo y a luchar.

  • Celia dice:

    Increíble. Ya te hablé por DM en Instagram y de verdad que espero que todo te salga bien,Agri,pero con tu optimismo y esa magia que tienes yo creo que está claro que lo hará. Bueno, no sabes lo mucho que echaba de menos tus textos y ojalá puedas publicar más ?

    • Agripina dice:

      Hola preciosa!! Claro que sí, todo saldrá bien! De verdad Celia, muchísimas gracias por aparecer por aquí con tus palabras bonitas y sacarme una sonrisa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *