JAMAICA ES DE ELLA

mellamoagripina

Se despierta Jamaica entre colores y madera desgastada. Tus historias amanecen borrosas. Has dormido en el aeropuerto, sobrevivido a la gran ciudad y sobrevolado un huracán. Tras varios intentos de catástrofe, la prueba de que no hay destino que se resista a un impulso y no hay aterrizaje forzoso capaz de frenar esta inquietud por despegar continuamente.

Piensas en todos los que naufragaron en el verde de sus montañas, en las cimas de los que quisieron alcanzar el cielo, en las lluvias efímeras que roban los soles de septiembre.

Conquistaría jamaica por los colores que se enredan cuando atardece. Conquistaría tierra de verdes y azules cielos pasajeros.

La conquistaría por salvar a las excepciones, a los que escriben poesía y a los que pasean la humildad con los ojos llenos de vida.

Conquistaría Jamaica y desterraria los instintos básicos que la corrompen. La conquistaría por su luz y la compartiría contigo para que vieras que Jamaica es de quien la mira con ojos de hogar.

Me aferraría a tus nuevas historias, aceptaría que estás diferente, pero crecer es cambiar y lo bonito es compartir todas tus vidas, volar de tu brazo y escribir juntas las aventuras.

Jamaica es de quien la comparte. De quien soñaba con ser isla y de repente se convirtió en mar.

De quien pensaba en caminos imposibles y acabó naufragando en paraísos inalcanzables.

Jamaica es de La revolución de quien no tiene reglas.

Jamaica es de ella.

21618051_1624380480927045_3571045774618303819_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *